1. Hauptnavigation
  2. Navigation des Hauptbereiches
  3. Inhalt der Seite

Perfecta armonía entre historia y actualidad

Después de ser casi completamente destruido en 1945, el centro de Chemnitz no volvió a reconstruirse jamás por completo. Solo después de la reunificación, arquitectos de renombre como Helmut Jahn, Christoph Ingenhoven y Hans Kollhoff diseñaron unas estructuras completamente nuevas para el centro de la ciudad. Con la modernidad como principio conductor, la evolución, el movimiento y la innovación constantes dieron al nuevo centro su aspecto actual: una milla urbana de paseo y compras, con una mezcla entre historia y actualidad muy lograda. Desde la alta torre del Antiguo Ayuntamiento se obtiene la mejor vista sobre el mercado y sobre los tejados de la ciudad. El cuidador de la torre del Ayuntamiento, desde 1488 cronista y vigía de la ciudad, recibe a sus visitantes hasta el día de hoy vestido a la manera tradicional y les guía en una excursión a través de los siglos de historia de la ciudad. La barroca Siegertsche Haus, el mercado —ricamente decorado— y los baños municipales —un monumento de la modernidad—, mezclados con las galerías comerciales, la gastronomía, las instituciones culturales y de tiempo libre y, todo ello, unido al centro antiguo, conforma un atractivo contraste con respecto a los edificios de oficinas y residencias: un centro de ciudad de categoría internacional —galardonado con el premio de DIFA (Deutsche Immobilien Fonds AG) para barrios urbanos—, cultura industrial, cabaré y vida nocturna.

Catedrales de la industrialización y villas en Jugendstill

Numerosos edificios industriales impresionantes, magníficas catedrales de la industrialización, ofrecen testimonio de los éxitos cosechados por la economía de Chemnitz hasta la actualidad, además de edificios residenciales del último tercio del siglo XIX, villas en Jugendstill y muchos edificios públicos y privados de la época de la Bauhaus. También el Kaßberg es uno de los distritos más grandes y hermosos erigidos a finales del siglo XIX en Europa.

La vida cultural

Además del interior de la ciudad, los visitantes valoran en particular su vida cultural, con teatros, museos y galerías, la Stadhalle, los famosos escenarios de cabarés «Kabarett Kiste» y «Kabarett im Keller», así como los festivales y eventos que se organizan regularmente. La Kulturhaus DAStietz, antiguos grandes almacenes, es una atracción en sí misma que hoy, con el Museo de Ciencias Naturales, la Biblioteca y la Nueva Galería Sajona, se ha convertido en una referencia de primera magnitud para la cultura y la formación. Es muy oportuno, además, que a poca distancia haya numerosos restaurantes, cafés y clubes, que ofrecen un abanico de diversiones también por los noctámbulos.